Ensaladas

Ensalada verde

ensaladaSe pueden disponer una vez lavados y cortados al gusto los ingredientes en una fuente, bien mezclados (si los ingredientes verdes han sido troceados como en una ensalada tradicional) o bien dispuestos cada ingrediente en una zona de la bandeja a modo de crudités. Si se opta por esto últimos jugar con los colores y sus intensidades : berros, apio, espinacas, endibias, rúcola, aguacate que contrasten con los adornos de los tomates, espárragos etc.
Añadir una salsa vinagreta suave y las hierbas antes de servir.
Como adorno, por encima del verde se ponen los espárragos y/ o el palmito troceado.

 

Ensalada de frutas
Trocear la lechuga a modo de juliana y los palmitos en pequeñas ruedas.
Trocear la fruta en trozos pequeños la manzana, el mango, el kiwi... Las naranjas se parten por dos o tres cada gajo. Los granos de uva por la mitad.
Hacer una vinagreta a base aceite de oliva, zumo de media naranja, un poco de miel, hasta que quede una salsa espesa.
Poner como base la lechuga y el palmito en una fuente. Añadir las frutas. Rociarlo todo con la salsa. Se adorna con hojas de hierbabuena o menta.

Las variedades de lechuga
La lechuga es un ingrediente indispensable para la mayoría de nuestras ensaladas. Entre las variedades de lechuga que se utilizan para hacer las ensaladas destacan la Francesa, la Romana, la Batavia y la Beluga. Estas variedades pertenecen a la especie Lactuca sativa. La variedad hoja de roble pertenece a otra especie llamada Chicorium intybus.
La mayor parte del contenido de la lechuga es agua, entre un 90 y un 95%. Es rica en minerales: calcio, hierro, fósforo, potasio y aminoácidos. También es rica en antioxidantes, como las vitaminas B1, B2, B3, B9, A, C, E, y K.

El aceite, bueno para nuestras ensaladas pero también para nuestro organismo
El aceite es un elemento indispensable para nuestras ensaladas. Por eso es básico elegir un buen aceite. Este nos servirá para dar sabor, aroma y textura.
El aceite de oliva virgen es el que tiene un sabor más intenso, pero tambien podemos aliñar con otros aceites como el de maíz o de girasol.
A parte de dar sabor a nuestras ensaladas el aceite ayuda a mantener el equilibro de los lípidos, colesterol y lipoproteínas que circulan en la sangre. También proporciona a nuestro organismo las vitaminas A, D, E y K.

Ensaladas de verano
Ante el calor del verano, las ensaladas cobran importancia en los menús y en nuestra alimentación. Las ensaladas, en verano nos ofrecen todos los beneficios de los alimentos y una buena digestión, por ser platos ligeros y poco pesados de digerir.
A la hora de crear ensaladas de verano, podemos jugar con la combinación de muchos alimentos. Cítricos, pescado fresco o frutas exóticas son los más apreciados para elaborar ensaladas de verano.

El vinagre de módena, distinción entre el tradicional y el comercial
Cuando hablamos del vinagre de módena tenemos que hacer una clara diferenciación entre el tradicional y el comercial.
A diferencia de la versión comercial, el tradicional requiere de un largo y laborioso proceso de elaboración y reposo.
El vinagre de módena se utiliza básicamente en el aliñado de ensaladas. Este nos aportará sabor y color a nuestras ensaladas, haciéndolas más atractivas y sabrosas.